¿PORQUÉ APRENDER A JUGAR AL TENIS?

Un niño que comienza a jugar al tenis durante la etapa escolar, desarrolla una buena autoestima, aprende a manejar la presión, desarrolla su habilidad estratégica y se encuentra más consciente de su entorno. Pero no todo termina ahí. Jugar al tenis tiene beneficios a nivel físico, mental y social. En cuanto al beneficio físico tiene los siguientes beneficios:

1. Fortalecimiento óseo
Jugar tenis fortalece los huesos de los niños y adolescentes, además de ayudar a prevenir la osteoporosis. Por lo que el niño está más fuerte físicamente.

2. Coordinación
Los niños que juegan tenis agudizan su coordinación dinámica general al involucrar a todo el cuerpo, así como su coordinación óculo-segmentaria, es decir, el vínculo entre el campo visual y la motricidad fina de los brazos y manos. Todo ello hace que los niños mejores sus reflejos y su movilidad.

3. Ejercicio aeróbico, cardiovascular y velocidad
Además los niños y niñas corren durante un buen rato mientras mantienen un alto nivel de energía. Esto desarrolla su velocidad, fortalece su corazón y los ayuda a descansar por la noche, todo ello hace que cuando sean adulto tengan menos riesgo de sufrir un infarto.

4. Flexibilidad
Los niños aprenderán a tener la buena costumbre de hacer estiramientos antes y después de hacer deporte, además de que se estirarán y maniobrarán constantemente para atrapar la pelota, mejorando drásticamente su flexibilidad. Esto no se puede llevar a cabo si el profesor de tenis no hace que se acostumbre a ello.

5. Equilibrio
Aprender a servir y el ritmo constante correr-detener-correr aumenta el equilibrio. Y por supuesto la movilidad de todo su cuerpo.

6. Sistema inmune
Jugar tenis significa crecer con la mejor salud física posible, lo que mejora el sistema inmunológico.

Se podría hablar de muchos beneficios en cuanto al desarrollo físico, pero estos son los más importantes. Ahora vamos a ver los beneficios en cuanto a habilidades sociales que también son muy importantes. Estas habilidades sociales que los niños desarrollan en la pista de tenis también repercuten de manera positiva en la vida diaria, en el colegio y, posteriormente, en su futuro profesional.

1. Compañerismo
Al hacer nuevos amigos y compartir intereses con otros niños, se crea un sentido de pertenencia que podría conducir a una estructura de apoyo mutuo dentro y fuera del entorno escolar.

2. Aprender a perder
Todos los niños tienen que saber perder. Aprender a hacerlo con gracia, sin hacer berrinche ni darse por vencido y expresando la frustración de manera saludable, es una lección de vida muy importante, no solo para el tenis. Pero no solo quedan en saber a perder, si no el sentido opuesto, en el saber ganar. Ya que hoy en día la falta de respeto y la sociedad tan competitiva, también hay que enseñar a los niños a saber ganar y respetar, al contrario.

3. Respeto
El respeto hacia los entrenadores, árbitros y otros jugadores es muy importante, valor que se transfiere a la vida diaria: si rompes las reglas, pierdes.

4. Control de las emociones
Parte de ser un adulto es poder controlar las emociones. Para lograrlo, desde niños debemos aprender a dirigir las emociones negativas y controlar los niveles de estrés para no afectar el rendimiento, todo ello en el tenis se trabaja mucho, porque la concentración y el control de emociones influye mucho en el juego.

5. Autoestima
Nuestra auto imagen depende de nuestra autoestima, que está muy relacionada con la forma en que nos sentimos con respecto a nuestro cuerpo. Si tenemos un cuerpo sano y en forma, no sentiremos a gusto en él y lo más probable es que tengamos una buena autoestima, con todo lo que ellos nos ayuda a seguir creciendo como persona.

6. Paciencia
Todo lo que queremos hacer requiere práctica y constancia, porque todo ello requiere una gran paciencia. Incluso ganar un punto en el tenis es muy necesario la paciencia, ya que es necesario elaborar el punto.

7. Dedicación
Dedicar tiempo y esfuerzo al tenis tendrá resultados positivos. Sin embargo, la dedicación en la pista de tenis deberá reflejarse en las tareas escolares y en la vida. Hay que recordar que todo lo que vale la pena requiere esfuerzo y nada es gratis.

8. Trabajo en equipo
Cualquier deporte de equipo enseña el valor del trabajo en conjunto. Al jugar dobles en tenis se genera una relación estrecha con el compañero de equipo y, debido a que la comunicación no siempre incluye palabras, se trabaja la comunicación no verbal hacia otra persona.

9. Empatía
Jugar al tenis en equipo es dejar que el compañero sea la estrella después de anotar un punto y estar genuinamente feliz por él. Aprendiendo el valor de la empatía, tu hijo podrá adaptarse a distintos grupos sociales y ser de ayuda para los demás.

Lo más seguro es que nunca pensaras que jugar tenis desde una edad temprana tendría todos estos beneficios y enseñanzas en la vida. Ni que decir tiene, que muchos de los beneficios que aparecen aquí también se pueden aplicar a los adultos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento del sitio web y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra